Adelita, la mujer más famosa de los corridos revolucionarios

Redacción   09/11/2017

Redacción

Esta es la historia de una heroína de la Revolución Mexicana, una mujer que a los 13 años en contra de la voluntad de sus padres se enlista en la Revolución Mexicana, se incorpora por su propia decisión un grupo de enfermeras que recién había creado Doña Leonor Villegas de Magnon, presidenta de la Cruz Blanca

Era 7 de febrero de 1913 cuando Adela Velarde Pérez sube por primera vez al tren de enfermería en la Ciudad de Chihuahua, su misión a partir de ese momento era atender a los heridos del Ejército Constitucionalista. Ella, Adela prefirió dejar la vida cómoda holgada y sin preocupaciones que le daba su familia de muy buena posición y alentada por Leonor se decidió servir, no como soldadera, sino como enfermera, inicialmente del regimiento del Coronel Alfredo Breceda

Risueña, delgada, y bonita; pronto todos los soldados de la tropa comenzaron a llamarla Adelita.

Dice el cronista de Zaragoza, Coahuila, José Alberto Galindo Galindo, que esa Adelita es justamente la de la canción que se hizo popular desde aquellos años, que todos conocemos. Y como lo dice la historia, Adelita estuvo en el frente de batalla del 7 de febrero de 1913 al 15 de agosto de 1914 y que atendiendo a los lesionados del Ejército Constitucionalista. Fue así como conoció un día al Sargento Antonio Gil del Río Armenta militar de las fuerzas de Pancho Villa. Él fue quién le compuso el corrido que es de los más famosos de la Revolución Mexicana. 

Primero fue una canción de amor y después un llamado, una arenga, un himno de los soldados para ir a combate; y dice la crónica de entonces que Antonio le llevaba serenata al tren de enfermería para cantarle el ahora famoso corrido. 

Pero, quién era Adelita. 

Adela Velarde Pérez nació en Ciudad Juárez, Chihuahua, justamente un día 8 de septiembre del año 1900. Dicen quienes la conocieron que heredó el carácter fuerte e indomable de su abuelo, el General Rafael Velarde, decidido partidario, pero además, amigo personal de Benito Juárez, a quien protegió de casa en casa durante su presidencia itinerante. 

El 20 de noviembre del 2014 la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través del Consulado de México en Del Río, Texas, celebró ese día en el 104 aniversario del movimiento armado en la República Mexicana, y ahí tuvo lugar el primer homenaje oficial que se realizó a Adela Velarde Pérez, La Adelita.

El homenaje fue en el cementerio de San Felipe, ahí en Del Río, Texas, en Estados Unidos, donde más de 100 personas se juntaron en torno a su tumba le rindieron homenaje a la mujer cuya vida y entrega a la causa de la Revolución inspiró una de las canciones más conocidas de todo el repertorio musical en México, traducida, además, a varios idiomas. 

¿Por qué los restos de Adelita están en Estados Unidos? 

Descansan en Estados Unidos bueno porque ella vivió allí hasta que murió en 1971, el 4 de septiembre. Treinta años antes el 22 de febrero de 1941 la Secretaría de la Defensa otorgó en vida a Adela Velarde Pérez la Condecoración al Mérito Revolucionario y, veinte años más tarde, el 8 de diciembre de 1961 el Congreso de la Unión le concedió pensión vitalicia. 

Antonio Gil del Río Armenta fue el único corrido que compuso, nunca se casó, pero, Adelita tuvo un hijo de él, Antonio, quien murió sirviendo en la Segunda Guerra Mundial. Adelita acompañó Antonio durante los triunfos del Centauro del Norte hasta 1914, y luego en la llamada Batalla de Gómez Palacio el resultó herido de muerte, y ella todavía siguió como enfermera hasta la Batalla de Zacatecas, entonces dejó de pertenecer formalmente al Ejército. Con dificultades llegó a la Ciudad de México donde se empleo como mecanógrafa en la administración de correos número uno. 

Por esos años la buscó el Coronel, que también aparece en la canción... Hasta el mismo Coronel la respetaba... 

En 1965, Adelita llegó a la Ciudad del Río, Texas; se casó con él, con el Coronel Alfredo Villegas, que la respetaba y que era viudo. Ella llegó a ser muy amorosa con sus nietos. La doctora Elma Villegas, nieta del Coronel, dio información, documentos y fotografías que hicieron posible al doctor José Alberto Galindo Galindo, cronista de Zaragoza, escribir un libro titulado "Bajo un Cielo de Metralla, la Verdadera Historia de La Adelita" editado en 2008. 

Así es como se escribió la historia de La Adelita, la del corrido, y existió siendo todo un personaje de la vida real, y que vale mucho la pena recordar entorno a un aniversario más de la Revolución Mexicana. 

Videos Recomendados

COMPARTE TU OPINIÓN

Lo que pasa en la red