Las constantes protestas y conflictos violentos que vive Francia, es un reflejo de la sociedad por una desesperación económica, situación que podría repetirse en México sino mejora la situación en el país, en opinión de Francisco Zea.