Culto a la Virgen de Guadalupe a través de la historia

María Érika De la Luz Márquez   17/12/2018

María Érika De la Luz Márquez

Cada 12 de diciembre se rinde culto a la Virgen de Guadalupe llamada por sus feligreses patrona del mexicano quien ha sido admirada por nacionales y extranjeros que se unen al culto gracias a la fama que se ha generado en torno a ella.

La virgen de  Guadalupe tiene su principal centro de culto en la Basílica de Guadalupe, que se encuentra en el cerro del Tepeyac  al norte de la ciudad de México.

Desde la época prehispánica, el Tepeyac había sido un centro de devoción religiosa para los habitantes del valle de México ya que ahí se encontraba el santuario más importante de la divinidad nahua de la tierra y la fertilidad.

Esta diosa era llamada Coatlicue (Señora de la falda de serpientes), que por otros nombres también fue conocida como Teteoinan (Madre de los dioses) o Tonantzin (Nuestra venerable madrecita), pero el templo de Tonantzin Coatlicue fue destruido completamente durante la Conquista.

Fue en1531 cuando la Virgen María de Guadalupe se apareció a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin en el cerro del Tepeyac.

El relato guadalupano conocido como Nican mopohua, cuenta que en la cuarta aparición, la Virgen ordenó a Juan Diego que se presentara ante el primer obispo de México, Juan de Zumárraga y le hablara de ella para que se le construyera un templo pero el obispo no creyó.

Posteriormente Juan Diego llevó en su ayate unas rosas que no eran  nativas de México pero que el cortó del Tepeyac como prueba de la existencia de la Virgen para mostrarlas al obispo junto a la imagen de Santa María de Guadalupe y así iniciar con el culto a esta virgen.

Según el Nican mopohua el inicio de las apariciones fue en 1531, ocurriendo la última el 12 de diciembre de ese mismo año y por eso es que se le conmemora en ese día.

En un principio la Virgen solo era venerada por los indígenas ya que sus rasgos eran los de una mujer nativa de estas tierras, posteriormente el culto a Santa María de Guadalupe también lo realizaron los criollos y los españoles.

La Virgen María de Guadalupe ha tenido un lugar importante en la historia de México, después de la Conquista, hasta nuestros días.

En la independencia los principales precursores de las ideas liberales fueron los Guadalupes una sociedad secreta que tomo su nombre en honor de la Virgen de Guadalupe como símbolo de unidad nacional.

El movimiento de independencia de México tuvo como primer estandarte la Virgen de Guadalupe. En su camino de Dolores a San Miguel el Grande Miguel Hidalgo y Costilla se detuvo a orar en la iglesia de Atotonilco (Guanajuato) mientras sus seiscientos hombres esperaban en el atrio. Al salir enarboló la única imagen capaz de unir al pueblo y así iniciar la Independencia Nacional.

La inscripción que se puso en las banderas de la independencia fue “Viva la religión. Viva nuestra Madre Santísima de Guadalupe. Viva Fernando VII. Viva la América y muera el mal gobierno”.

El 11 de marzo de 1813, desde Ometepec (Guerrero), expide José María Morelos un decreto exaltando a la Guadalupana, “para que sea honrada y todo varón declare ser devoto de la Santa Imagen, soldado y defensor de la Patria” y dos años después pediría como última concesión ir a orar a la virgen antes de ser ejecutado en Ecatepec en 1815.

En 1821 Agustín I crea la Orden Nacional de Nuestra Señora de Guadalupe.

El primer presidente de México Manuel Félix Fernández  cambio su nombre a Guadalupe Victoria en agradecimiento a la Virgen por la victoria concedida.

Otro presidente, el general Vicente Guerrero, peregrinó para depositar personalmente a los pies de la Virgen las banderas y trofeos ganados a Barradas.

Benito Juárez, presidente de la República, expide un decreto el 11 de agosto de 1859 por el que se declara día festivo el 12 de diciembre.

La imagen de la Virgen de Guadalupe no es considerada una obra pictórica porque las manos que la pintaron no son de este mundo..., es sin duda la más valiosa reliquia del género religioso que existe en México” así lo declaro el ex presidente Adolfo López Mateos durante su gobierno.

En el 2000, el entonces presidente electo Vicente Fox Quesada al conocer el resultado de las elecciones levantó un estandarte de la Virgen de Guadalupe y fue a la Basílica de Guadalupe.

Con el paso de los años se comenzó a esparcir el culto ya que algunos mexicanos que iban a Estados Unidos se encomendaban a la Patrona de los Mexicanos y daban a conocer los milagros de esta a los migrantes de otros países y así poco a poco Santa María de Guadalupe  traspaso las fronteras hasta llegar a ser una de las vírgenes con mayor numero de feligreses a nivel mundial.

El culto a Santa María de Guadalupe no solo se da en México y América Latina pues la imagen de esta virgen ha ganado adeptos en todo el mundo.

En 2010 poco antes de que iniciara el Mundial de Sudáfrica, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, se comprometió a llevarle el trofeo de la Copa Mundial de Fútbol como muestra de agradecimiento a la Virgen de Guadalupe si la selección española se coronaba en dicho torneo; y al ganar la selección española la copa fue llevada al altar por los seleccionados y federativos españoles.

COMPARTE TU OPINIÓN

Lo que pasa en la red